17 julio 2007

Vallnord 2007

INTRO:
En Julio del 2007, ocho patanes de un foro de montanbaic que formaban un comando, fueron encarcelados en un bungalou por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión en la que se encontraban recluidos y se tiraron por toda trialera que se les puso por delante. Hoy, buscados todavía por el dueño del camping, sobreviven como freeraiders de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizás pueda contratarlos... EL EQUIPO (ratatatatá) AAAAAAAAA....NDORRA!!!!! (Aquí es donde viene la canción del Equipo A).

STARRING:

Anibal ERAS (Me encanta que los planes salgan bien).
Mister ENDER T (¡Anibal, yo no me subo al avión!).
Murdok RAYDERMAN (Llevo el Kilimanjaro de culo).
Amelie MIRIAM (Ya está mi Ender tocándose otra vez... las suspensiones).
Fenix (Tempelton Peck) FLAIRY (Me llaman Mister Paquete, nena).
Princesa Layla VANE (Yo no vengo a bajar, jejeje).
Chewaka DRAKON (¿Por ahí tengo que tirarme?)
Han Solo ALEXPIN (No me voy de aquí sin darle al cortado).
Próximamente en sus videoclús más cercanos.
P.S. Se me han mezclado los protas con otras pelis. Es que no me salían más personajes del Equipo A.

SINOPSIS:
Son las 6 de la tarde. Estoy tumbado como cada tarde en el sofá esperando que empiece el "Allá tú" (hay que ver lo buenorro que está Jesús Vazquez. Si un día me corto las melenas me haré un peinado como el suyo). De repente siento un hormigueo por todo mi cuerpo ¿qué coño está pasando?....
No sé cómo pero aparezco como por arte de magia potagia al volante de mi Picachu intergaláctico.
- Ha elegido usted... Vallnord - Me dice con voz metálica.
Qué raro, pienso. Si este coche núnca me ha dicho ni mú.
- Porque núnca me has preguntado ná, chalao - responde - Y que sepas que leo tus pensamientos y toda la pesca.
- Joer, cómo te pones, rey.
Y pongo rumbo a Andorra como si mi vida fuese en ello.
A mitad de trayecto suena mi móvil.
- ¡IMBECIL! ¿Cenamos juntos?
- Oquei pero... ¿y tú quien eres?
- ¿Quien voy a ser? El Flairy.
- Ah ¿y qué hago yo rumbo a Andorra? ¿tú sabes algo?
- Joer... deja el rón, tio.
Ceno con Flairy a 50km. de Andorra y a escasos 100m. de un puticlub. No entiendo nada. Flairy me habla como si yo estuviese al tanto de todo lo que está pasando y yo me cuesco menos que una rana delante de un DVD. Una butifarra chuchurría y unos güevos cocidos y continuamos viaje.
Llegamos a las 12 al camping donde según Flairy (al que de ahora en adelante llamaré Flairy, que es más cómodo) nos alojamos. El tio desengancha el portero automático de la pared, se lo pone en la oreja y a modo de zapatófono pregunta a una señorita por un bungalow.
- ¡El Jou, señor Flairy!
Y Flairy vuelve a colgar el portero automático de la pared como si tal cosa.
- Venga - Me dice Flairy - Sacamos los equipajes y los metemos al bunga.
- ¿Qué equipajes?
Resulta que en el maletero llevo una mochila, una bicicleta, un casco integral... ¿donde me he metido?
Vuelve a sonar el móvil.
- ¡Eras! ¡que hemos tenido un pequeño percanceee!
- Vale ¿y tú quien eres?
- Joer, Pepiño... ¡deja el rón! Nos vemos en un cuarto de hora.
Y al cuarto de hora aparecen Vane y Drakon también con bicis y maletas. Sigo en babia.
Al rato llega un tercer coche en el que viajan MiriaM, Ender, Ryderman y Alexpín ¿qué es esto? ¿una reunión de destalentaos? ¿me han abducido los terrestres? ¿me habrán sentao mal los chococrunchis de la merienda?
De repente me ponen en la nariz un pañuelo con cloroformo y entro en un profundo sueño del que desperté ayer justo para ir a currar.
Ahora veo unas fotos en las que un tio que se me parece está dando saltos como un canguro, descojonándose, pasándoselo en grande...
El caso es que este fin de semana voy a ir a Andorra a ver si encuentro alguna pista que me aclare algo...

UN FIN DE SEMANA MÁS TARDE:
Otra vez a Andorra. Vallnord es lo que tiene, acaba sabiendo a poco. Esta vez la comitiva está compuesta de mañicos, un mandrileño y una incorporación andaluza de última hora. 50 cervezas y kilo y medio de pistachos como único avituallamiento. Cascos y protecciones para cubrir un elefante de estos gordos. Las bicis sin lavar desde la semana pasada, total pa qué. La caja de herramientas que volverá a casa sin usarse de nuevo pero me la llevo porque queda muy pro. La bomba de taller que es lo único que manejo con soltura...
En el camping ya nos conocen y nos meten en el bungalow ignífugo por lo que pueda pasar. Los cuadros están atornillados a las paredes, los platos y cubiertos de plástico, la chica de recepción con casco de rugbi... ¡qué mal se quedan los cuerpos, y las mentes!.
Cenita en el restaurante del camping.
- ¿Qué nos recomiendas, guapetona?
- Macarrones a la bolognesa y el ossobuco de buey, superior.
- Vale, pues nos pones 3 creppes de espinacas, una de canelones y una de macarrones pero con espinacas tambien, y de segundo tres entrecottes, una de hígado y pollo al curry. Nos sacas dos botellacas de vino y pan, aceite y sal para ir abriendo boca.
- Jodo, Floro...
El sábado pretendemos estar a primera hora en el dale-huevo para aprovechar el dia. Ilusos... El andalú ha llegado con la dirección más suelta que un hipopótamo harto de cerezas y necesita una nueva con urgencia. Los de PicNegre flipan con nosotros.
- ¿Me pones una dirección nueva? ¿cuanto cuesta esta Començal nueva?
- ¿Me puedo probar estas gafas rosas? Me las llevo.
- ¿Tienes este pantalonaco de cuadros escoceses en talla M? Prepáramelo que mañana vuelvo a por él.
- Nos harás descuento con la tarjetica Balnor ¿verdad chalao?
Después el espectáculo de siempre en las taquillas del tele-huevo que paso de inmortalizar aquí por vergüenza ajena. Es que no aprendemos.
Total que a las 11 maomeno estamos en Caubella.
- ¿Empezamos por alguna suave para calentar?
- Oquei.
Le damos a la negra de la Chausón a toda ostia. El Borjas me sigue pegao a rueda y no es cuestión de ir frenando así que a degüello con el camello. Las primeras trazadas van saliendo solas, algo de ventaja tiene que tener el repetir de la semana pasada. Sigue todo más seco que la lengua de la Barbie pero se deja hacer. Salticos donde la semana pasada eran trazadas a rás, antebrazos que empiezan a arder, la proximidad del salto antes de la carretera... y me voy al suelo. Arranco el latiguillo del freno trasero y me toca hacer la senda después de la fuente con moderación. Una vez abajo voy al PicNegre a seguir tocando las gónadas. Allí tenía que estar el amigo andalú pero sólo está su Enduro a medio montar.
- Le hemos dejao la bici de los de la tienda para que la pruebe y se ha largado.
- Bueno, ya lo encontraremos. Necesito el freno con urgencia, plis.
- Tendré que dejar lo de la dirección de tu amigo...
- Veo que nos vamos entendiendo.
- Vente dentro de una hora.
Dejo que el resto se hagan una bajada más y me voy con Carlitos (que lleva la cara desencajada después de la primera bajada y necesita refuerzos) a endosarrnos un litrejo de cerveza al quiosco.
Una hora y media y diez leuros después vuelvo a tener la Patriot entre las piernacas en la cima del Caubella. Le damos a la DH4 esta vez con más tranquilidad para que Carlitos no tire la Kona barranco abajo y se dedique al parchís de competición. Noto la Patriot rara pero no sé lo que es. Vamos de vuelta al quiosco a jalarnos una macarronada y otra cerveza a la salud de la amistad, de Vallnord y de los pingüinos fraile del Polo Norte. Juanillo el andalú sigue sin aparecer. Carlos se queda a esperarlo en el tele-huevo y Alexpin (que te quedas sin), Edu y yo nos subimos al Gudpar.
El primer gualrai me sale a la primera pero me medio fostio en el salto posterior. Para resarcirme vuelvo al comienzo para enseñarles a estos dos cómo se hace. Esta vez no me sale ni el gualrai y me vuelvo a medio fostiar en el salto ¿qué coño pasa? Llegamos a los dos saltos y voy inseguro así que paso de ellos y trialero pensando ya en el salto intermedio del trio de madera. La semana pasada lo dejé niquelao así que le doy de primeras y sale bien. Alex y Edu no lo ven claro y lo repito en plan profesional. Me vuelve a salir que te cagas aunque la recepción la noto "rara" ¿qué me pasa?. Total que se me enciende la bombillaca friraider que llevo dentro y suelto un "Voy a probar a darle al grande" que me deja helao hasta a mi. A estas edades y me sigo sorprendiendo.
- Venga, Pepito, que tú puedes - Cebrones, cómo se nota que vosotros ni lo vais a intentar...
Me sitúo entre los árboles a 50 metros de las pasarelas.
- ¡Venga, que le tiro!
- ¿Estás seguro?
- Ni de coña, pero de algo hay que morir. Siento las pulsaciones queriendo atravesar el casco. Empiezo a pedalear, la cala no se me engancha a la primera y pierdo un par de pedaladas de aceleración.
- "Mierda, a que no llego con suficiente velocidad. Bueno, la peña que lo hace parece que lo hiciesen a cámara lenta".
Más pedaladas, esto va pillando inercia. La patata cada vez bombea más rápida.
Paso de largo la entrada al salto pequeño.
Llego a la entrada de la pasarela del salto mediano.
- "Aun estoy a tiempo de pillar la pasarela. José, no seas tontico que te vas a matar. Que tú no has hecho una cosa así en tu vida. Tírale al mediano que te está saliendo perfecto y olvídate de problemas... Los dos diablillos de los hombros (el angelote del lado derecho pilló la baja por depresión la semana pasada) me tiran del manillar. Mierda, te lo has pasado. Sólo tienes dos opciones, abandonar o volar".
Subo un pequeño repecho y el manillar se gira sólo a la derecha para enfilar la pasarela. Los ojos quieren salirse de las órbitas y el cerebro quiere estallar.
- "¿Llevo la velocidad adecuada? Ni lo sé ni me importa. Ahora no hay vuelta atrás. Si freno me escoño. Si no freno posiblemente también. El dedo gordo de la mano derecha me duele de la ostia de esta mañana y no puedo sujetar bien el manillar. Joer, qué paisaje tan acojonante delante. Si me piño ¿quien subirá a buscarme? Lástima que no haya cámaras de fotos para inmortalizar el lechugazo. De repente me siento sólo allí arriba, el mundo ha desaparecido. Estamos la pasarela y yo. Y llega el vacío, joeeeer..."
La bici se despega de la pasarela, un pequeño tirón del manillar y tras un segundo y medio que se me hace eterno y durante el cual juro que no pienso en nada siento que tomo tierra.
- "Controla ahora. Freno trasero a tope, el delantero con suavidad...
y salgo por orejas. La Patriot se queda clavada y yo no. Me levanto del suelo entre el polvo descojonándome como de costumbre. Sigo vivo, ya es algo. Cojo la Patriot y alucino... llevo las manetas de los frenos cambiadas. Ya decía que la notaba rara. Mecánica de urgencia y a p'arriba con la Patriot al hombro.
Me sitúo entre los árboles a 50 metros de las pasarelas... Se repite todo lo anterior pero esta vez la recepción sale perfecta. Controlo el manillar para evitar el bandeo de la rueda y me freno en seco. ¡¡¡DIOS!!! (o sea, yo) ¡¡¡Lo he hecho!!! Tiramos p'abajo a pillar el telesilla de la Pizzeria y hacemos del tirón del Gudpar nuevo, el Cedric Gracia y el DH3 con su saltico final para rematar.
La segunda vez que hacemos el Gudpar viejo me lanzo a por la pasarela grande sin dudarlo y me vuelve a salir. Los lagrimones se me saltan. Nuevo punto de inflexión ¿empiezo a pensar en uvesdieces? Los dos diablillos de los hombros se me descojonan.
Llegamos por fin al camping reventaos pero con unas sonrisas locas locas. Toca cerveza, piscina, cerveza, pinpón (aquí mi ascendencia nipona se nota y arraso), cerveza, mini golf (aquí el exceso de cervezas se nota y la ascendencia nipona flojea así que voy de fiasco en fiasco), ducha, pistachos, cerveza y cenuqui en el camping (la camarera tiembla al vernos aparecer). Abandonamos a los abstemios en el bungalou y dejando una estela de desodorante y perfume del Carreful salimos a arrasar por Andorra.
Ambit, cubatón, música jaus (como el médico más irreverente de la tele), Xoxolao, camarera con licras de cebra, cubatones, velas en los bolsillos, Borjas Agag que ataca a todo lo que respira, Nocinelsmater y luces encendidas, nos echan, vuelta al Ambit y ambiente hasta arriba, música acojonante, cubatón, Agag arrasa, encienden las luces de nuevo y p'al camping. Últimos pistachos y a mimir.
Se nota que acabo de cumplir años, ya no aguanto el alcohol como ayer y cuando suena "Bocaseca Man" lo mando a tomar por culo. Mensajes a cascoporro de felicitación (Gracias a tod@s, de corazón) y un cumpleaños feliz de mis compas de bungalou que me llega al alma. Cómo desafinan los jodíos.
Hoy toca piscina y relax, que hay gente con resaca y no vamos a forzar. Comemos en el restaurante del camping (la camarera ya va conociendonos y nos sirve lo que le sale de los ovarios) y enfilamos el camino de vuelta.
Y el fin de semana que viene... ¡MÁS!

OTRO FIN DE SEMANA MÁS TARDE:
Y otra vez de viaje a... muy bien, un sugus de regalo. En la aduana nos hacen la ola y nos saludan con pañuelos. Esta vez llevamos prisa por dos motivos:
1- En vez de salir de Zaragoza a las seisocló hemos arrancado a las 10. Los motivos me los reservo.
2- Tenemos que parar en Jorma para pillar la chuchucleta del Quillo NumberJuan, una Perpetration marrón cagalera.
El caso es que se nos empieza a calentar la cabecica en la tienda y salimos con la bici, unas rodilleras, tres pares de coderas, una horquilla, pedales, zapatillas, calcetines... y claro, la jornada de DH peligra. Llegamos al restaurante de las jarras de cerveza a las 4 de la tarde. Paramos a comer allí aunque sea un bocatadillo.
- ¿Nos hacéis de comer algo?
- ¡IMBÉCIL!
Me vuelvo y me encuentro sentados a la mesa al Trufas, a un Pelopolla venido a menos y a Jordi "el rígido".
- ¿Qué hacéis aquí, desgraciaos?
Nos cuentan sus batallitas mañaneras luchando contra la climatologia. Visto lo que ha caido deciden irse pa casa y nos dejan en el Picachu un "piloto automático" de lo más friraider. Esta gente no tiene idea buena. Subimos al camping con la firme decisión de dormir en tienda de campaña. Por 20 euracos pasamos la noche más pinchos que uno de tortillapatata.
- Por 100 lereles os dejamos un bungalou para 4 personas. Mirad que esta noche va a caer la del pulpo, que vais a estar más cómodos...
Y nosotros pensando.
- En el bungalou hay nevera para meter las cervezas... la tienda cuesta montarla... no tenemos colchón hinchable y el Quillo ha venido sin saco...
- Venga, nos quedamos con el bungalou. 50 napos cada uno, metemos las mochilas, nos vestimos de gladiators y probamos a hacer una bajadita por algún DH. En el telecabina.
- Lo siento, las taquillas acaban de cerrar a las 6.
Pues... vamos a probar cómo se comporta la Perp haciendo street. Un par de caballitos y bancos más tarde estamos el Quillo y yo medio axfisiados dentro de las corazas y los cascos integrales así que decidimos dejar el street para los estriteros y darle a lo que más nos motiva; la cerveza. Subimos al camping después de que en la terraza pasen de nosotros como de la mierda.
- ¡¡¡Otra vez ellos!!! - Y la camarera desaparece corriendo por la puerta de la cocina con la cara desencajada.
Desde afuera podemos oir frases inconexas como "de verdad, no los soporto", "diles que me he fugado a Neptuno", "Que no, que no salgo"... ¿Qué le pasa a la niña?
Unas cervezas, cenas, más cervezas (tres de ellas en el Xoxolao), un intento frustrado de entrada al Buda (no se permite la entrada con marcas deportivas. Si viene el Beckam le vas a lamer lo que yo te diga, mamón), una tormenta y una meadica más tarde acabo roncando como un buldocer amargándole la noche al Quillo.

6:30 de la mañana...
MariaPilar Uuuu Aaaaa Uuuuuu Uuuuuu
Maria Pilar Uuuu Aaaaa Uauuuu Uuuuu
En la pantallita del móvil aparece un nombre; JAIPAL ¿qué hago? ¿Contesto? Será lo mejor o Quillo va a pillar un rebote serio.
- Dime, joputa.
- ¿Qué tiba dicir, mamón? Questamos en el Templo y salimos ya p'allá.
- Ya ¿y?
- Nada, que te queda todavía un rato más para dormir, capullo ¡nos vemos!
Baja, Manolo.... en fin, a mimir.
A las 10:07 después de desayunar el desayuno de los campeones (pero sin chococrunchis, con lo que me gustan...) estamos jodiéndole la mañana a la de la taquilla del telehuevo. Qué paciencia tienen que tener las mujercicas, de verdad. Y aparece Jaipal por allí con su hijo Adriancete.
- Que esta mañana se me ha olvidao pillar la rueda de la bici del crio y hemos tenido que bajar a alquilar una Comensal...
- Si ya te dije yo que muy normal no es que seas....
Ale, los cuatro p'arriba en el huevo en busca del resto de la comitiva. Freejus, freebikers... Vaya manada. Desde arriba vemos la carpa montada con la muñeca hinchable (si tiene polvo esa muñeca, por favor...) y pululando alrededor a los destalentaos.
Presentaciones varias, abracicos, demostraciones por parte del Tomás de cómo se lleva a una señora en la bici pedaleando de espaldas y sentado en el manillar (creo que de esto hay video y siempre se ha dicho que una imágen... porque yo la estoy liando de cojones)... y empezamos a DISFRUTAR.
4CROSS, DH3, 4CROSS, DH3, CHAUSSON... y OSTIEJA en la zona de piedras antes del parking ¿la culpa? Ir delante de Raul en ese tramo. Resultado; la visera del integral para chapa y pintura y poco más. Jarra de cerveza, telehuevo con fumata blanca, bocatadillo en la carpa, cortadito en la cafetería 4CROSS, DH3, WOODPARK NUEVO...
Y aquí es donde parto la patilla del cambio... La cambio por la de repuesto y resulta que lleva la rosca jodida. El cambio me salta más que el escroto de un kanguro. Aún así me meto a probar una bajada por el Gudpar viejo y me meto el segundo talegazo severo dándole caña al salto mediano (no tengo ni la cabeza, ni los huevos ni puedo pedalear en esos momentos para darle al grande con garantías de éxito pero al menos intento el otro). Antes ya he metido la zarpa en el primer gualrai y en el salto posterior me he ido directo contra un pino. Algo me estaba diciendo que no era el momento y yo voy encegadico. Al final me doy por vencido y con Quillo nos bajamos por carretera hasta PicNegre a ver si obran el milagro.
El mecánico me dice que por mucho Dios que sea yo no hay nada que hacer. Solución alternativa... se antojan unas cervezas. Hasta la terraza con la cleta a cuestas y a ver la vida pasar (y a los freejus y freebikers). Jaipal y Adriancete aterrizan en la terraza atraidos por el aroma de la cebada fermentada y Jaipal sufre un tercer grado del niño más cansino del Principado.
- Oiga señor ¿su bici es esa verde?
- Sí, claro.
- ¿Sabe? es que yo tengo una Giant.
- Pues mira tú qué bien...
- ¿Qué es mejor, una Orange o una Comensal?
- Una Orange, sin duda, niño.
- ¿Sabe lo que pasa, señor?
- Dime.
- Es que mis padres me han castigado por...
- Mira niño ¿acaso te he contado yo mis intimidades para que tú vengas contándome las tuyas?
El Quillo, Adrian y yo dándonos cabezazos con la mesa para evitar descojonarnos en la cara del chaval ¿Sádicos? Quizás, pero se lo merecía.
Última subida del telehuevo, despedidas al abrigo de la carpa, el Quillo y yo nos volvemos a lanzar carretera p'abajo hasta el camping, jugamos un rato al tetris con el Picachu, las dos chuchucletas, las mochilas, las bolsas de las compras, los petos y cascos... y para Mañolandia que ya hemos cumplido.

¿Queréis ver fotos? Lo sospechaba.

3 comentarios:

calamares_con_mayonesa dijo...

jejeje, como os lo montais. Me e convertido en un asiduo a tu blog, sorry, pero es que os lo pasais en grande, menudas fotos, por cierto el de la kona tiene cara de loco.(sin ofender pero viendo la cara que pone en un par de fotos pues....) y pedazo de maquina que lleva todo sea dicho. Bueno saludos desde tierras levantinas y que sigais pasandolo asi de bien y que yo lo pueda seguir viendolo en este blog. Saludos desde elche.

Eras dijo...

¿Un asiduo?
- ¡¡¡PEPE, ya hemos enganchado a uno!!!
- Mándale una camiseta del Zara con el nombre del blog pintao a mano aunque sea... ¡que no escape!.
Jeje. Joer, me siento feliz de que os guste lo que voy haciendo.
Respecto del tio de la Kona (Ryderman) es cierto; el tio está para encerrar.
Un saludico.

Lucas dijo...

¿Quedan plazas libres en vuestro manicomio?? Me mola vuestro rooollooo, me ajuntais??? jejeje
Ala, seguid así...que algún dia os cogeré !!